31 mar. 2009

Medina del campo, by Lici

Hola a todos, y especialmente a Melecio, Raúl, Oscar y Carlos, que fueron mis extraordinarios compañeros en la contrarreloj del sábado en Medina del Campo.
Corroboro todo lo comentado por Carlos en su divertida (como siempre) crónica de la carrera.

Tarde fría, aunque tuvimos más suerte que los que corrieron por la mañana, que les llovió y lo pasaron peor. El circuito era chulo, con callejeo en la carrera a pie y una buena carretera para la bici, aunque no nos gustó nada el lugar donde se ubicaron los boxes. En una plaza tan grande y tan bien adoquinada, van y ponen los boxes en el único lugar donde había piedras sueltas, donde correr descalzo tuvo que ser un martirio para los que se bajaban de la bici en calcetines. Yo lo tuve muy claro, ni de coña iría descalzo....


El resto estuvo muy bien, el cronometraje perfecto, muy sofisticado, y la organización muy amable. Sólo un pequeño pero (o grande, según se mire) a los organizadores. Cuando terminaron todos los equipos y ya pudimos entrar a boxes para coger las bicis, nadie pedía el dorsal o el dni para entrar a por la burra, y nadie te lo pedía cuando salías. O sea, que algún espabilado se podía haber llevado alguna cervélo de contrarreloj de las de 10.000 euros sin que nadie le preguntase si era suya....

Menos mal que nosotros no tenemos un material tan excelente como para que nos mangasen la bici, pero es algo a lo que hay que estar atento para otras veces, que siempre desasparece alguna bici....

Al regreso para casa, Oscar y yo comentábamos en el coche lo bien que hemos corrido los cinco juntos, y eso que era la primera vez que lo hacíamos. Yo más bien destacaría el buen compañerismo de todos. A Raúl por su entrega en la bici; a Carlos por hacerme de puente en mi mala salida en la segunda transición y ayudarme a enganchar a los demás; a Oscar por su valentía al entrar a relevar con viento de cara y luego hacer un final de carrera a pie formidable; y a Melecio porque nos dirigió y alentó desde la bici para que diésemos un poco más cuando creíamos que íbamos a tope... (Oscar, ahora te toca a ti hacer la crónica esa sobre la Oxford-Cambridge que veníamos hablando en el coche, je, je).


Finalmente, decirle a Carlos que recuerdo perfectamente que no dijiste "... y un huevo nos van a coger..." cuando nos iban a doblar, sino que dijiste "... esos maricas han dicho que nos van a doblar...". Ese fue el momento más crítico de la prueba. Me dio la risa y me empezó a darme el flato por culpa del de Itero...

LICI

No hay comentarios: