5 may. 2009

Duatlon santander (2 mayo)

El sábado fuimos a correr Javi Román y yo el duatlon de Santander. Corrimos unos 140 duatletas, 111 masculinos y el resto mujeres y por parejas.

Salió un día soleado, pero hacía un viento bastante fuerte que venía del mar y que nos las hizo pasar canutas cuando hacíamos el recorrido de bici.

El recorrido en principio parecía muy enrevesado, pero una vez en ruta estaba muy bien marcado, aunque había que estar atento para saber en que vuelta había que entrar en el box. Javi salió bien y luego le vi que se descolgó un poco del primer gran grupo, pero no lejos de ellos. Yo me quedé algo más atrasado y entré a un minuto de él. Más tarde con la bici nos la dimos buena. El circuito estaba cerrado al tráfico y discurría por la autovía que sale del estadio del Sardinero en dirección a Torrelavega. Acojonante, dos carriles de ida y dos de vuelta todo para nosotros. En la ida íbamos como motos, daba el aire de culo y en el cuentakilómetros vi 57 de máxima. Se volaba. Pero a la vuelta, con el aire frío y fuerte que venía de la playa, pasar de 30 era casi imposible. Me hice casi todo el recorrido de bici relevando con un chico vasco que se portó de p.m. colaborando conmigo.

Al final, sufriendo como perros, cogimos a la grupeta de Javi y entramos a la vez al box, aunque yo tardé en cambiarme de zapatillas y salí a correr el último de ese grupo. El último segmento de carrera a pie era hacer una "L" al estadio 3 veces. Los primeros clasificados casi estaban acabando cuando iniciábamos nosotros este último tramo de la carrera. Javi comenzó a pasar a gente y llevaba un ritmo muy bueno. Yo al final me encontré bien y también avancé alguna posición, cosa que me alegró mucho porque casi siempre en esta última parte me pasa gente. Javi, en su debut como duatleta, hizo puesto 29, 1h03m. Muy bien. Yo el 36, 1h04m. Si exceptuamos al ganador (se salió) que le sacó 3 minutos al segundo, pues no terminamos muy mal del todo, no nos metieron más allá de 5 minutos.

Luego fuimos a ducharnos a un spa que la organización nos tenía reservado. Lástima no haber llevado el bañador, había piscina y jacuzzi y teníamos derecho a masaje, pero uno cuando va a correr va pensando en lo que va a sufrir y no en los placeres que le esperan. Al año que viene me llevo hasta el albornoz…

Muy chulo este duatlon y muy seguro. Todo bien vallado. Y la organización muy contenta con que fuésemos duatletas de fuera de Cantabria. Os lo recomiendo para el año que viene.

Ahora, a preparar los dos de Segovia de este mes, que vamos bien por equipos en el circuito de duatlon-cros.

Ciao bambinos.
Lici.

No hay comentarios: